domingo, 8 de enero de 2017

Castelserás. Supongamos.

Castelserás. Subida del álamo
Castelserás, subida del álamo
Supongamos que cae por Castelserás un turista de un país lejano. Todo es posible en este mundo globalizado. Supongamos que es de China, Perú, Sudáfrica, Oklahoma...  Supongamos (por suponer) que es un amante de las motos, que viene a Motorland y que se aloja en alguna casa rural del pueblo.
Castelserás. Subida del álamo
Castelserás. Subida del álamo.
Supongamos que es un experto foto-periodista freelance que vende reportajes a las más importantes revistas y periódicos de su país y que casualmente se encuentra en Castelserás el día 8 de enero.  Supongamos que le atrae el bullicio del pueblo y decide sacar su cámara y su libreta de notas para documentar la subida del álamo. No tiene ningún conocimiento previo, se deja llevar por la gente e intenta entender la tradición.
Que pensaría?. Cómo la viviría?.
Yo creo que la vería como una exótica fiesta, de un pueblo lejano, de una despoblada provincia de España. Una rara tradición comparable a como percibimos nosotros los enterramientos de los Torajas de Sulawesi (Indonesia) o los ritos cristianos de las iglesias de Lalibela en Etiopía.
Seguramente quedaría impresionado, sorprendido y la describiría más o menos así:
"En una remota región de España que tiene el honor de ser la menos poblada del país, existe una comarca llamada Bajo Aragón cuyos pueblos siguen conservando ancestrales costumbres relacionadas con el rito del fuego.
Preparando el chopo
Sus orígenes se desconocen. Posiblemente tuvieron un inicio en las pestes que asolaron las tierras de Aragón en el s.XIV y la necesidad de combatir la enfermedad quemando los lugares afectados.
En Castelserás el rito se ofrece a la figura cristiana del mártir San Sebastián, santificando así la Iglesia la tradición del fuego.
Castelserás. Subida del álamo
Castelserás. Subida del álamo
Castelserás.Observando subida álamo
Seguramente con el paso de los años la peste desapareció pero la costumbre de hacer una gran hoguera continuó. Los orígenes podrían ser éstos (o no) pero sea lo que fuere, muchos siglos después el ritual del fuego pervive.
Esta tradición sorprende y, vista desde los ojos de un extraño, resulta realmente atráctiva.
Comienza días antes con el rastreo por la ribera del río Guadalope de un chopo que será plantado el domingo en un agujero (el rollé) colocado en el centro de la plaza del Ayuntamiento.
Se corre la voz del álamo elegido y todos acuden al lugar. Este año se eligió uno pero al caer sus ramas se rompieron, asi que hubo que buscar otro, y otro hasta que por fin se pudo dar con el más adecuado.
Se corta el árbol poco a poco, pasando la astral de mano en mano, en medio de bromas y risas. Cuando ha caído, un tractor lo lleva a la entrada del pueblo, allí los caballos toman el relevo y lo transportan en la plaza del Ayuntamiento, donde con mucho arte, cuerdas y fuerza, los hombres del pueblo plantan el chopo.
Cortando el chopo. Castelserás
Es una fiesta plásticamente preciosa. Se asemeja a una gran obra de teatro con montones de actores de reparto en el que cada uno ha eligido libremente el papel que quiere representar. Una representación teatral sin actores principales, su valor reside en que nadie es imprescindible y todos son necesarios.
Castelserás. Subida del álamo
Impresiona ver como todos persiguen el mismo fin y aunque, tal vez, en otros asuntos no se pongan de acuerdo, cuando se trata de la fiesta de la hoguera todos van a una, buscando la mejor manera de que la tradición continue y sea memorable.
Castelserás. Álamo de los jóvenes
El rito iniciático tiene lugar en otra plaza, junto al puente medieval del río Guadalope donde los jóvenes y niños montan otro arbol más pequeño ayudados y supervisados por los mayores.
Una fiesta digna de conocer y que sigue siendo casi desconocida..."

Castelserás. Álamo de los jóvenes
El freelance se queda tan emocionado que vuelve el día 19 para ver la hoguera y...
Supongamos que se publica en una revista de tirada importante y tímidamente el año próximo viene un grupito de turistas chinos, o peruanos con rasgos asiaticos, sudafricanos de varios colores o unos rubios americanos deseosos de vivir en directo una fiesta diferente. Podría ser, no?.
Y se va moviendo en las redes y en unos años se convierte en fenómeno y...
Bueno que me ha dado por suponer...y si no... que la fiesta ha comenzado!!
Felices fiestas 2017!!

2 comentarios:

PLOC ploc dijo...

¿Y por qué no? Pili.
Muy bueno tu comentario y...
¡Buenas fiestas a todos!

Pilar Brun dijo...

Je,je.. Todo es posible enigmatico Ploc ploc.