miércoles, 30 de noviembre de 2011

Etiopía. Lalibela


Y por fin llegamos a Lalibela, uno de los lugares del viaje que más ilusión me hacía visitar. Llegamos tarde en un viaje largo desde Gondar, por carretera, subiendo y bajando puertos y con unas vistas impresionantes. El norte de Etiopía es muy montañoso y los días claros hacen que tengamos unas vistas preciosas.
video Llegar a Lalibela por tierra es muy largo, por eso la mayoría de la gente viene en avión, sin embargo lo que se gana en tiempo se pierde en cercanía. De Gondar al cruce de Lalibela la carretera esta recién asfaltada por los chinos, (la llaman la carretera de los chinos) y se circula bien, si se tiene en cuenta que constantemente tenemos que sortear el montón de animales que circulan por el centro de la carretera, los últimos 70 km hasta Lalibela es una pista de tierra, sin asfaltar, alucinante que el lugar más visitado de Etiopia tenga un acceso tan elemental.
Lalibela es un pueblo que lleva su vida al margen de los turistas que viene a visitar las iglesias, aunque los niños constantemente nos piden pen y bir (monedas), el acceso a internet es tan lento que casi ni funciona,
Las iglesias de Lalibela, construida bajo tierra, esculpidas en la roca, son sorprendentes, no tanto por su belleza, (son bastante sencillas) sino por el ambiente, por lo que representan, por el enorme trabajo que supuso construir iglesias comunicadas por túneles y por su configuración tan peculiar.
En alguna de ellas se celebraban oficios religiosos, con los monjes vestidos con las túnicas blancas cantando canciones de ritmo repetitivo y haciendo sonar un instrumento metálico con 5 chapas y de vez en cuando el tambor se coloca en el medio e impone el ritmo, las iglesia se llenan de gente, todos y todas de blanco y rezan y cantan y entran y salen, y así durante horas. Difícil hacer fotos en el interior casi a oscuras de las iglesias, pero el ritmo y el ambiente enganchan.
Y de todas la más espectacular (por fuera) San Jorge, la iglesia construida en un monolito que forma una cruz y por dentro Santa Maria (Bet Maryan) una de las pocas iglesias que conserva pinturas y relieves y que tiene un cierto encanto parecido a las iglesias románicas.

domingo, 27 de noviembre de 2011

Etiopía. Ya bajamos de las Simien

Montañas Simien
Acabamos de bajar de las Montañas Simien, y nos hemos dado el capricho de coger un hotel, logde de Chateau,  cerca de la fortaleza, en el que casi todo funciona, hasta tienen internet, todo un lujo.
Grupo de monos gelada en las montañas Simien
Las montañas una pasada, nos hemos quedado en el primer campamento a 3,200 m. y hemos visto de cerca a los monos geladas, que comen tranquilamente al lado del camino, en grupos de unos 300 con varios jefes que se distinguen claramente por las largas melenas y el porte altivo. El campamento está en una meseta con enormes acantilados en las orillas y en el horizonte montañas y montañas, que por suerte, al ser epoca seca, los días estan claros y se pueden ver hasta el infinito.
Hoy por la mañana temprano hemos hecho una marcha, hasta 3800 m a ver una cascada que cae en picado 500 m, hemos ido despacio pues al no estar acostumbrada se sentía la altura y me costaba un poco andar rápido. 
Alucinada me ando, nunca había andado por estas alturas. Las Montañas Simien huelen muy bien, huelen a orégano, a tomillo y a perfumes que no identificamos, pero el olor es intenso y agradable.
Gorro de lana para el frio
En las Montañas Simien  hay bastantes pueblos, la gente vive a casi 4000 m  y hemos visto como recogen la cosecha a mano y hacen gavillas y se las cargan a la espalda, y los niños pequeños con el ganado nos piden pen, pen y nos llaman farenguis y chaina (chinos), porque la carretera la están construyendo los chinos..., difícil la vida en estos lugares.
De vuelta a casa
Y en el valle, en Debark, en el mercado del sábado,  todo tipo de animales, excepto cerdos, y durante km vemos como viene la gente andando cargados de todo tipo de cosas, sacos, leña para el fuego, con rebaños de ovejas, cabras, burros, vacas, todos por el medio de los caminos...
El Scout que nos protege en la montaña
Para poder andar por la montaña el reglamento del Parque Nacional nos exige contratar a un hombre que va armado de un Kalashnikof (aquí les llaman scouts). El que ha venido con nosotros estaba un poco pasado de años para ser boy scout, pero nos ha defendido muy bien.

viernes, 25 de noviembre de 2011

Etiopía. Gondar


Castillo de Fasílidas

Iglesia Debre Birham Selassie
Estamos en Gondar al noroeste del país y seguimos a una altitud de 2.200 m. así que se está fresquito y se pasea a gusto, sin agobios de calor.
Gondar era la antigua capital imperial de Etiopía, aunque hasta el siglo XVI los emperadores vivian en tiendas, en campamentos reales temporales y se movían por todo el reino, sobre todo cuando se enteraban de que un territorio tenia buena cosecha (listos ellos).

Durante el siglo XVII pasó a ser la capital y una de las ciudades más grandes del mundo. A Gondar se la conoce como “El Camelot de África” por los conjuntos de castillos de estilo europeo medieval. El primer castillo fue construido por el emperador Fasilidas, y sus sucesores  fueron construyendo el resto y forman un conjunto histórico, único en todo el continente africano y que realmente sorprende a sus visitantes.
El recinto de Fasil Ghebi es una mezcla peculiar de arquitectura de estilo barroco europeo (portugués), árabe e hindú. (s. XVII) y no parece África, son muy parecidos a nuestros castillos. Ha sido una delicia pasear por el recinto amurallado y ver el castillo restaurado del rey Fasilidas y el resto de los edificios, algunos de ellos en proceso de restauración. Toda la ciudadela ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.


Después de los castillos, visita a la iglesia de Debre Birhan Selasie, la única iglesia que no fue destruida durante la invasión de los mahditas sudaneses. Conserva unas pinturas preciosas y muy divertidas, con el diablo quemándose en las llamas y el techo decorado con montones de querubines diferentes unos de otros y con unos ojos grandes como los de los etíopes actuales.
Eso sí, seguimos comiendo, cenando y desayunando injera, por suerte nos gusta que si no....

Mañana nos vamos a las montanas Simien, y si no hay cambios, estaremos dos noches. No vamos a hacer una caminata muy larga, aunque a Luis le encantaría, pero yo creo que no tengo condiciones físicas para andar un montón de horas...

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Etiopía. Lago Tana

Internet es muyyyy lento y a veces se corta, así que sólo unas notas.
Ayer por la noche llegamos a  Bahir Dar al lado del lago Tana, uno de los lagos más grandes de África en el que nace el Nilo Azul, que en Jartun (Sudan) se junta con el Nilo Blanco.

Ver mapa más grande
La carretera entre Addis y Bahir Dar esta recién asfaltada por los japoneses y se circula muy bien, pero con todo son 560 km y llegamos bastante tarde, se circula despacio porque a veces hay mucha gente en las cunetas y sobre todo porque van con el ganado; para ser el primer día no tuvimos mucha suerte con el coche que hemos alquilado: el chofer rompió un  retrovisor, o más bien le rompió los dientes a un caballo con él.  El paisaje es impresionante, enormes mesetas por encima de los 2400 m en las  las estribaciones de los Montes Choke, que además tiene un pico de 4000 metros.
Hoy visita a las cataratas del Nilo Azul, no son gran cosa en parte porque el agua se desvía a una presa y sobre todo porque estamos en época seca y el Nilo no lleva mucha agua, pero es un paseo agradable y no hace mucha calor.
Por la tarde visita a las iglesias del Lado Tana. Hemos alquilado una barca compartida y hemos ido a visitar alguna de las Iglesias del lago, (hay unas 20) con murales en las paredes

lunes, 21 de noviembre de 2011

Addis Abeba 2

Injera con carne la brasa
Día de inmersión en la ciudad. Addis es caótica y sin embargo no agobia, no es nada ruidosa, a pesar de estar las calles llenas de gente, que van y viene o venden todo tipo de cachivaches en la calle, poniendo una manta en el suelo y un paraguas viejo como sombrilla y de limpiabotas que lavan primero los zapatos con agua y luego pulen y sacan brillo. Los etíopes se saludan apoyándose los hombros contrarios y reclinando la cabeza en el hombro, la vicecontra de una manera que a nosotros nos llama la atención.
En la inmersión incluye probar la comida, por fin saboreamos la comida popular etíope, la injera, una especie de crepe blandita de un cereal llamado teff, con un sabor ligeramente agrio que se come con las manos y con la que se coge la salsa de carne y especies y... me ha gustado, sabe bien, aunque no soy muy representativa pues me suelen gustar todas las comidas.Y hemos probado también el café, riquísimo hecho a la manera etíope, tostando los granos en el fuego.
El café etíope
  Ya hemos alquilado un coche para salir mañana hacia el norte, hacia Bahar Dir, el lago Tana y las cataratas del Nilo Azul, salimos a las 7 de la mañana, aunque en el horario local son las 2 de la mañana. En Etiopía el día se divide en 12 h de dia y 12 de noche, de las 6 de la mañana a las 6 de la noche, así que a las 6 es la 1 las 7 las 2 y así hasta las 6 de la tarde que son las 12. Tiene lógica.
Hoy ya estoy más adaptada a la altura y me he agobiado menos y en las horas de más calor hemos aprovechado para visitar el museo y ver a Luci el que dicen es el ser humano más antiguo que existe, es decir nuestro tatarabuelo, feico el pobre, pero que le vamos a hacer.
Moverse por la ciudad es fácil, hay montones de furgonetas que van en todas las direcciones y van gritando los nombre de las calles mas importantes por las que pasan, son baratas, cómodas  y rápidas.
Transporte urbano en Addia Abeba



domingo, 20 de noviembre de 2011

Addis Abeba

Hoy domingo día de elecciones en España, hemos salido a ver la ciudad,. Addis es la ciudad más alta de África, situada a unos 2,400 m, y  como está cerca de la línea del ecuador por el día hace calor y el sol pega con fuerza, pero al atardecer la temperatura baja bastante y se siente el frío.
Terraza en Addis Abeba

 La pimera sensación de la ciudad es de cierto caos, y resulta un poco difícil orientarse, pero la gente es tranquila y no resulta agobiante. Ah y los etíopes y etíopas tienen uno ojos rasgados y negros preciosos, parecen como de las pinturas antiguas.
mirando el tablón de empleo
 Hemos visitado la iglesia de San Jorge , el santo patrón de Etiopía, una iglesia situada en lo alto de una colina, yo siento la altura y necesito ir a ritmo lento. La iglesia estaba cerrada pero la gente sigue rezando en los jardines que rodean la iglesia y como hoy es domingo, hay mucha animación. Nosotros hemos podido visitarla (previo pago de la entrada) y  la han abierto para nosotros. En esta iglesia se coronó Haile Selasie, que gobernó durante montón de años Etiopía y  los rastafaris lo considera su ídolo.
Grupo de peregrinos en la Iglesia de San Jorge



Ver mapa más grande

sábado, 19 de noviembre de 2011

Ya en Etiopía, recién llegados a Addis Abeba

Ya estamos en Etiopia, hemos llegado a las 9 de la noche, las 7 en España, y después de pasar los trámites del aeropuerto, nos han pegado el visado en el pasaporte, previo pago de 17 euros y  hemos salido al hall donde nos esperaba un conductor del hotel Panorama, un hotel no muy lejos del aeropuerto. Es la primera vez que nos vienen a buscar desde l hotel  y me ha hecho ilusión encontrar nuestro nombre escrito en un papel.
Aprovecho que tenemos wifi para escribir unas notas, pero nos vamos a dormir, que mañana hay que madrugar y salir pronto a ver la ciudad.


Ver mapa más grande