domingo, 28 de octubre de 2012

Singapur. Hotel Marina Bay Sand

Me acaba de llegar uno de esos correos que corren por la red invadiendolo todo y que la mayoría de las veces no leemos por miedo a lo pesados e inútiles que son. Pero este correo, que me envía mi cuñada Rosa, me ha gustado. Me dice que ya sabe cual va a ser su próximo lugar de vacaciones. Las fotos que me envía son del hotel Marina Bay Sands de Singapur. Un original edificio que se ha convertido en poco tiempo (se inauguró en junio de 2012) en el edificio simbólico de Singapur, reemplazando en la bahía al pequeño Merlion.
Hace dos años, cuando pasamos dos días en la ciudad de vuelta de Filipinas  ya pudimos ver  las tres torres y se perfilaba la plataforma que los unía.
El hotel se promociona como la novena maravilla del mundo, una exageración deslumbrante en una época de crisis y de falta dinero (para una amplia mayoría), pero hay que reconocer que tiene un diseño bonito y espectacular.
En el mes de diciembre tenemos previsto ir a Singapur y por supuesto espero poder visitar esta maravilla arquitectónica.
El hotel consta de tres torres de 50 plantas cada una unidas en la parte superior por una terraza en forma de barco, el Sky Park que contiene una terraza con vistas a Singapur  abierta al público. Uno de los lados de la plataforma es en voladizo, 64 m que la convierten en la mayor plataforma del mundo, al igual que la piscina de 150 m, la piscina mas larga  del mundo construida por encima de los 200 m de altura.
El hotel ha sido financiado por un magnate de Las Vegas (¡el juego que da el juego!) y su coste casi ha alcanzado los seis mil millones de dolares. Por supuesto cuenta tambien con un centro comercial, un centro de convenciones, un museo de arte moderno, teatros y buenisimos y carisimos restaurantes …



2 comentarios:

Jaime dijo...

Estuve en el Marina Sands Bay este verano pasado, subir a la torre cuesta 20 dolares Singapurienses pero no se puede visitar la piscina, merece la pena por las vistas!!

Berbem dijo...

No me salió muy cara la noche y el hotel lo vale, aunque solo se consideren las vistas y la piscina.