lunes, 3 de noviembre de 2014

Torta de pimiento del Bajo Aragón


Hoy tenemos preparada una entrada muy diferente, o no!.  Nos vamos de viaje por el paladar y traemos una receta de la tradición culinaria del Bajo Aragón: La torta de pimiento.

En mi pueblo, Castelserás y en el resto de los pueblos del Bajo Aragón y Matarraña la torta de pimiento está presente en las grandes y pequeñas celebraciones. Se prepara principalmente en verano, época en la que los huertos se llenan de colorido y se  recogen los pimientos, tomates, calabacines, judías...de las huertas que riegan los ríos Guadalope y Matarraña.

Los ingredientes principales son sencillos, con el pimiento y el tomate como base.
La receta tiene múltiples variedades y cada familia  la elabora según sus gustos añadiendo al pimiento y tomate, jamón, lomo de cerdo, salchichas, atún...
No es complicada hacerla, tal vez algo laboriosa la preparación previa, pero todos los pasos son muy sencillos.

Mi madre la hace con jamón. Nos la prepara los fines de semana que vamos a Castelserás y en mí opinión es la mejor torta de pimiento del mundo, aunque no me importa reconocer que me mueve el amor de hija.

Os dejo su receta.

El primer paso o paso previo es elaborar la masa. Mi madre suele usar una receta sencilla que no cuesta mucho hacerla. En un recipiente pone aceite y gaseosa (de botella) a partes iguales (o con un poco menos de aceite), va echando harina y mezclando hasta que la masa se despega de la mano,  pone sal y la deja reposar unas horas en la nevera. Se puede hacer en el momento, pero ella prefiere dejarla reposar.

Preparación: 

Se corta el pimiento en trocitos y se pone a escurrir.
Se hace lo mismo con el tomate.
Se corta el jamón en trozos pequeños.




Elaboración: 

 

Espolvorear la bandeja con harina antes de extender la masa


Colocar el jamón a lo largo de la masa.

 
Cubrir con el pimiento.


Colocar encima el tomate.


Echar una "chorreada" de aceite.
Espolvorear un poquito de harina.


Meter al horno a una temperatura de unos 250 grados durante 45 a 60 minutos.


Se deja reposar unas horas para que se enfríe y ya se puede comer

¿Quien ha robado el primer trozo?


No hay comentarios: