martes, 10 de abril de 2012

Jordania y la impresionante Petra


El Tesoro. Petra      Foto: www.travelblat.com

En la entrada anterior sobre Egipto iniciamos la ruta por el Mediterráneo, una ruta que empezó en El Cairo y terminó en Estambul, pasando por Egipto, Jordania, Siria, Líbano y Turquía.
Mapa de la ruta
Wadi Rum. Jordania
Paisaje de Wadi Rum. Jordania


 Dejamos atrás el Sinaí y cruzamos el Mar Rojo hasta Aqaba, en Jordania,  un pueblo tranquilo situado a 5 km de la frontera con Israel y a 18 de la de Arabia Saudita. La Corniche o calle Rey Hussein es un agradable paseo marítimo a la orilla del mar por el que la gente pasea, come pipas o toma la fresca.
Pinturas nabateas en Wadi Rum
Hacia el norte se encuentra el desierto del Wadi Rum, en el que la erosión del viento ha creado originales formaciones rocosas, de colores que van del negro al rojizo. (a mi me parece que es un poco como la comarca zaragozana de Los Monegros). Una cooperativa de beduinos se encarga de la gestión turística del desierto. Para acceder se paga una tasa y ellos se encargan del transporte y alojamiento.
Lawrence de Arabia se paseo por  el Wadi Rum y como el  turismo explota bien sus recursos se le recuerda y su memoria perdura  y se plasma en la película que se rodó en estos lugares.

Wadi Musa y la ciudad de Petra.
La presencia de agua y la seguridad proporcionada por el emplazamiento de Petra hizo de ella una parada natural en la intersección de varias rutas de caravanas que conectaban Egipto, Siria y Arabia con el sur del Mediterráneo, cargadas sobre todo con productos de lujo (especias y seda de la India,  marfil de África, perlas del Mar Rojo e incienso del sur de Arabia). La resina de "árbol del incienso"  era codiciada en todo el mundo antiguo como una ofrenda religiosa especialmente valiosa, y también como medicamento. (wikipedia).

Plano de Petra

El Tesoro. Petra
Nos alojamos en el hotel Moon muy cerca de la puerta de entrada y sin perder tiempo nos introducimos en el siq (cañón) de un kilómetro de largo, en las paredes podemos ver el canalón por el que descendía el agua que abastecía el interior.
El Tesoro. Petra
El cañón se va haciendo cada vez mas estrecho, tan estrecho que casi sin darte cuenta te deslumbra la luz y la aparición del Tesoro. Es una imagen que había visto mil veces en fotos, pero verla personalmente me impactó.
Me quedé un rato frente al Tesoro, la imponente fachada labrada en la roca, sacada de la piedra. Los nabateos crearon en este estratégico cañón, con un único acceso, un lugar en el que refugiarse y en el que esculpir sus tumbas aprovechando las lisas paredes de la montaña, sacando dinteles y columnas que no cumplen su papel, que son sólo fachada (aquí si que podemos decir eso de que es sólo fachada, pero qué fachada), en el interior nada.
La luz del sol ilumina el Tesoro hasta la mitad y el resto queda en sombra.
 Petra es una ciudad troglodita situada en medio de acantilados rocosos, un lugar en el que ocultarse, fácil de proteger, defender y en el que esconder las mercancías que circulaban por la zona. Oculto a la mirada de los occidentales hasta que en 1812 un viajero suizo disfrazado de árabe accedió a ella y la dio a conocer.

                              El Monasterio (Ed Deir). Petra
Seguimos por el cañón que se va haciendo mas ancho y luminoso, pasamos por el Teatro, por varias tumbas, la de la Seda, la de la Urna, las Tumbas Reales, por la Vía de las Columnas y subimos por una senda en la que nos vamos encontrando mujeres con burros o cabras que comen las pocas hierbas que encuentran. El paisaje es seco y pedregoso. Al final del cañón se encuentra el Monasterio, esculpido en las lisas rocas de la montaña, en  un lugar sin salida, rodeado de secas y afiladas montañas.

Tumba de los Obeliscos. Petra

Pastando entre las columnas. Petra

Tumbas reales. Petra
Tumba de los Leones Alados. Petra

Tumba de la Urna. Petra

Madrugamos para aprovechar la luz de las primeras horas del día y alejarnos del camino principal. Subimos por una senda empinada, vamos encontrando tumbas y relieves en las rocas hasta llegar al Lugar del Sacrificio, desde el que hay una vista del cañón. Bajamos por el Valle de Farafa y así pasamos el día sin ver apenas turistas (y eso en el lugar más turístico de todo Oriente Medio), disfrutando de las tumbas, palacios, mosaicos...y especialmente de las rocas, del contraste de colores que va de suave y discreto color de la arenisca al impactante rojo veteado de amarillos, naranjas, azules o blancos. Paseando por esta variedad de colores pienso que me gustaría tener mas conocimientos de geología. Más tarde Sebastián, que es geólogo, me explica la composición de las rocas y los colores que crean las areniscas, el sílice y el hierro.
Templo del Jardín. Petra

Tumba del Soldado Romano. Petra

Relieve. Petra

Al atardecer Petra se queda en silencio, los grupos de turistas se han ido y es entonces cuando los trabajadores se relajan y podemos ver y escuchar a los músicos espontáneos que disfrutan de la sonoridad del interior de Tesoro o a las parejas de novios que aprovechan los recovecos de las piedras para tener un poco de intimidad o los grupos de músicos tradicionales que van a amenizar una fiesta que se celebra en algún lugar oculto a la mirada indiscreta del turista.
Músicos tradicionales en Petra 
Cuando salimos de Petra ya es de noche y las cuadrillas de trabajadores colocan velas en los monumentos y a lo largo de camino. En el exterior otros grupos de turistas aguardan para entrar a ver el espectáculo nocturno.
Nosotros dejamos atrás Petra. Salimos agotados después de disfrutar  una de las  Siete Maravillas del Mundo Moderno.

Unas fotos animadas de Petra

video

3 comentarios:

Güngör Ekinci dijo...

Muy muy bien fotos. Gracias.

Anónimo dijo...

Comparar el desierto de Wadirum con los monegros es una pecado..wadirum es incomparable con nada, nose cuanto tiempo estubistes en ese maravilloso desierto lo que esta claro esque demasiado no deberias ver para compararlo con los monegros..

Anónimo dijo...

Jaja, no hay que ser tan quisquillosos, hombre. Claro que no se parecen, lo que pasa es que para nosotros los Monegros son muy importantes por nuestro origen familiar y por eso pasan por delante y por encima de todo xDD
Si estás aún en Jordania, disfruta del viaje. Saludos y gracias por participar en nuestro blog.

Luis