miércoles, 30 de mayo de 2012

Turquía, la ciudad de Antioquía /Antakya

Esperando el autobús
 
Esperando en la frontera

Iniciamos este relato de viaje con un nuevo país, nos vamos a Turquía.
Hemos viajado varias veces a Turquía y (si esta crisis en la que estamos inmersos no lo impide) espero seguir conociéndolo mas a fondo. Allí me siento a gusto y su riqueza histórica y cultural siempre me sorprende. Me ha gustado mucho conocer lugares tan diferentes como la joya de Estambul, las antiguas murallas de basalto de  Diyarbakir, la ciudad santa de Konya, Goreme en la Capadocia o Urfa / Semliurfa. Podemos decir que la hemos atravesado de punta a punta, en un viaje en tren de 24 h de Dyarbakir a Estambul (que la mayoría de gente hace en avión) pero que nosotros preferimos hacer en tren y que nos permitió disfrutar de todo tipo de paisajes.
Mosaico en el museo Hatay
Escribir sobre Turquía tiene también otro aliciente y es que tenemos lectores turcos que nos siguen, usando el (infame) traductor. Debemos este honor a Güngör, la mujer de Ahmed que tiene un interesante blog sobre la vida y a la que recientemente el amor ha traído a vivir a España. (va por vosotros).
El relato de esta entrada pertenece al viaje que en 2006 hicimos desde El Cairo a Estambul. Es uno de los viajes que mas me ha impactado y por desgracia, debido a los conflictos que vive la zona, sería muy difícil realizar en estos momentos. 
Entramos en Turquía por la frontera Siria. Un coche compartido nos lleva de Alepo (Siria) a Antioquia /Antakya (Turquía). La frontera es un tremendo follón de coches, camiones y autobuses esperando para cruzar la frontera y la espera se hace larga. El conductor de nuestro coche aprovecha el tiempo para sacar un provecho adicional del viaje. Pide nuestra colaboración y le acompañamos a comprar, presentando nuestros pasaportes, alcohol y tabaco (que paga él). Mas tarde ya en Turquía, recién pasada la frontera, entrega la mercancía a un coche que nos espera y que se aleja rápidamente. Comprobamos de primera mano que hemos contribuido a hacer un "poco" de contrabando.
 mosaico peculiar
Antioquía es una ciudad tranquila y agradable a la orilla del río Asi  (conocido también como Orontes, el mismo que pasa por Hama en Siria) con un importante pasado como centro económico durante siglos, con el Imperio Romano, bizantino u  otomano. Antioquía también ha tenido su papel relevante en la historia del cristianismo. En esta ciudad se acuñó y uso por primera vez el termino "los cristianos" para definir a los seguidores de Jesús  (Hechos de los Apóstoles 11,26). Con la expansión del cristianismo Antioquía se convirtió en una de las sedes de los cuatro patriarcados originales: Roma, Alejandría, Antioquía y Jerusalén.
           Mosaico de Temática compleja
Durante la Edad Media, coincidiendo con la gran expansión económica de la Ruta de la Seda, fue una de las ciudades mas importantes de Asia Central en la manufactura de la seda.
Toda la provincia de Hatay, incluida la capital, Antioquía, pertenecia a Siria. A partir de 1935 pasó a depender de Turquía, aunque Siria la sigue reclamando como parte de su territorio.
Antioquia
La guerra en Siria ha desplazado a la provincia de Hatay a numerosos refugiados sirios que acuden a la región a la que les une lazos familiares y de lengua (la mayor parte de la población de Hatay sigue hablando árabe). Para atender el enorme volumen de población desplazada se han instalado en la provincia varios campos de refugiados. El problema sirio se ha extendido hasta Turquía,  por lo que la zona está viviendo un complicado momento en el que afloran diversos asuntos territoriales y religiosos agravados por la guerra siria.
Antioquía posee uno de los mas importantes y originales museos de mosaicos romanos del mundo. El museo Hatay posee una magnifica colección de mosaicos y piezas de la época romana, en su mayoría de los siglos II y III d.C.como,  joyas, estatuas, tumbas, monedas..., encontradas en el antiguo yacimiento romano de Antakya.  En la página web del museo se pueden ver on line algunos de estos mosaicos y otras piezas significativas. Aquí dejo el enlace: Ver Museo Hatay
Llegamos a Antioquía pasado el mediodía. Dejamos las cosas en el hotel Unur y vamos a comer una buenísima comida turca en el restaurante Ham. Ya bien alimentados nos dirigimos al museo. Es una verdadera delicia pasear por las salas disfrutando de unos mosaicos peculiares, con figuras mitológicas, personajes reales, escenas cotidianas y motivos muy diferentes a los que estamos acostumbrados.
Antioquia
El casco histórico de Antioquía tiene sabor a pueblo antiguo, con calles estrechas y muros de adobe encalados o de piedra volcánica. Puertas en arco pintadas de azul o verde, que suelen estar abiertas, nos dejan ver el interior de las casas a las que se accede desde acogedores patios  pintados de blanco en lo que algún árbol frutal y parras trepadas dan sombra al sencillo diván turco forrado de telas en el que descansa la familia. Con el buen tiempo los patios están animados. Las mujeres me invitan a pasar y me ofrecen un té y se ríen, quieren saber de mí, pero solamente las miradas consiguen comunicarse.
 Paseo por el barrio y voy encontrando pequeñas mezquitas antiguas con minaretes de ladrillo y alguna iglesia pequeña, coqueta, forradas de iconos, encerrada a modo de salón en el interior de las casas.



mis amigos
En el recorrido me acompañan dos niños que me van presentando a sus padres, a sus tíos y abuelos. Tengo que rechazar la invitación a cenar con ellos y me voy hacia abajo, a la parte nueva de la ciudad, a reunirme con Luis.
Dejamos la cuidad temprano para hacer un largo viaje para ir a Sanliurfa /Urfa la ciudad santa de Abraham /Ibrahim

No hay comentarios: